Musaka

el
IMG_9976.JPG
“Comida de aldeanos, sin manteles, pero mucho y sano”

La musaka, una de las recetas griegas más conocidas, un plato que tiene cierto parecido con la lasaña, pero utilizando capas de berenjena en lugar de pasta. Es un plato delicioso muy contundente y super fácil de preparar.

La receta tradicional de musaka o moussaka se hace con carne picada de cordero, pero si lo preferís la podéis hacer con carne picada de ternera o de cerdo, la que he preparado está hecha con carne picada de ternera.

Ingredientes:

  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 kg de carne de ternera picadaIMG_9970
  • 1 kg de berenjenas
  • Aceite de oliva
  • 4 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 cucharadita de canela molida
  • Un poco de menta fresca
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • 1 pellizco de perejil picado
  • 1 chorrito de vino blanco
  •  Bechamel
  • 3 cucharadas de queso rallado

Elaboración:

Empezar con las berenjenas, la parte más importante, que actúan como la placa de pasta para hacer lasaña. Cortar en rodajas de unos 6-8 mm de grosor, si se cortan demasiados finas al final se acaban rompiendo.

Poner  en un recipiente alargado (puede ser el que vayamos a utilizar  luego para  hacer la musaka) y les echamos sal en abundancia. Dejar reposar unos 40 minutos para que suelten parte de su agua y que no queden tan amargas. Pasar las rodajas por agua fría y escurrir  muy bien, secar con  papel absorbente.

En una sartén echar aceite y  cuando empiece a calentarse freír  las berenjenas hasta que queden doradas. Retirar a un plato con papel absorbente para quitarles el aceite sobrante. Es importante que cuando se frían no haya demasiado aceite en la sartén porque entonces quedaran muy duras y no nos interesa. Reservar.

En una cazuela echar aceite (3 cucharadas) y añadir la cebolla y el ajo  picados, pochar  todo muy bien y agregar la carne picada salpimentada, un poco de menta y perejil picados, y la cucharadita de canela molida, mezclar y sofreír durante 5 minutos a fuego suave, sin dejar de remover. Agregar la salsa de tomate y un chorrito de vino blanco, dejar cocinar durante unos 15 minutos, hasta obtener una salsa compacta. Reservar.

Preparar una bechamel, mis medidas son 1 litro de leche 5-6 cucharadas de harina y queda perfecta.

Precalentar el horno a 180 grados con calor arriba y abajo

Para montar la musaka es muy sencillo. Poner en  el fondo de la fuente con un poco de bechamel y  colocar una capa de rodajas de berenjena, encima una capa de la mezcla con la carne, la siguiente de bechamel y repetimos hasta tener 2 pisos. Finalmente rematar con bechamel (bastante), y la última capa de queso rallado para gratinar.

Introducir en el horno en la bandeja del medio, los primeros 20 minutos con calor  arriba y abajo, y los últimos 5 minutos sólo con el gratinador para que quede crujiente.

Servir caliente y a disfrutar de esta rica Musaka.

IMG_9981.JPG

 

 

 

 

Deja un comentario