Torrijas a la naranja

el
IMG_0344.JPG
“A buen hambre, no hay pan duro”

Aunque las torrijas sean un dulce típico y tradicional de la Semana Santa, no hay quien se resista a elaborarlas y consumirlas en otras épocas del año.  En Santander son típicas en Navidad. Es un postre sano, nutritivo y muy fácil de elaborar. Las torrijas, además, son muy versátiles. Las hay de todos los sabores posibles: de leche, al vino, a la miel, rellenas, a la naranja…

 

En esta ocasión, he elegido las torrijas a la naranja, una fruta muy rica  y que estamos en plena temporada, para hacerlas no hay secretos. Seguro os  saldrán geniales.

Ingredientes:

  • Pan de barra del día anterior o pan para torrijas
  • ½ litro de leche entera
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 palo de canela en rama
  • 4 cucharadas  de miel
  • Zumo de dos naranjas
  • Aceite de  girasol para freír
  • Azúcar y canela

Elaboración:

Cortar el pan en rebanadas de no demasiado finas, como de 3 centímetros.

Poner la leche en un cazo con cuatro cucharadas de azúcar,  1 palo de canela y  la piel de una naranja, dejar que hierva, con cuidado de que no se salga. Dejar reposar hasta que este templada.

En un cazo, echar el zumo de naranja colado y la miel, poner  al fuego, removiendo hasta que se disuelva la miel. Retirar  antes de que empiece a hervir y dejar enfriar.

Batir los huevos en un bol y reservar.

Poner abundante aceite en una sartén y cuando este caliente freír las rebanadas de pan primero remojadas en la leche y luego pasadas por el huevo, hasta que queden doradas por los dos lados.

Poner sobre papel absorbente y cuando estén templadas pasarlas por una mezcla de azúcar y canela, para terminar echar  el jarabe de naranja por encima de cada torrija.

IMG_0348

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.