Zarangollo murciano

el
IMG_1164.JPG
“Dijo la cebolla al ajo, acompáñame siempre, majo”

El zarangollo es un plato típico de productos de huerta,​ consiste en un revuelto de huevo elaborado con calabacín, cebolla y patata.​ Se pueden sustituir las patatas por más calabacín, de hecho, originariamente no llevaba patata. Se suele servir a temperatura templada o caliente, y es un plato típico de Murcia.

Para preparar un típico zarangollo se necesita una sartén grande donde poco a poco se van a rehogar los ingredientes hasta que esté bien  blandito y por último, ya que se trata de un revuelto, le añadimos los huevos enteros (sin batir).

Ingredientes:

  • 2 calabacinesIMG_1175
  • 3- 4 patatas
  • 1 cebolla
  • 4-5 huevos
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Lavar bien los calabacines, cortar en rodajas ni muy finas ni muy gruesas, si el calabacín es bastante gordo, se puede cortar en medias lunas.

Pelar las patatas y enjuagarlas bajo el grifo de agua fría. Cortarlas también en rodajas de más o menos el mismo grosor que el calabacín.

Pelar la cebolla y cortarla en juliana.

Poner aceite en una sartén y cuando este caliente añadir las patatas y la cebolla, rehogar de 10 a 15 minutos, removiendo con frecuencia, hasta que las patatas estén algo tiernas.

Añadir ahora el calabacín, mezclar bien y poner la sal, seguir rehogando otros 15 -20 minutos hasta que este todo frito.

Agregar los huevos a la sartén sin batir y mezclar bien, justo un par de minutos, para que el huevo no se quede demasiado seco. El zarangollo murciano se puede servir como aperitivo, como primer plato o incluso como acompañamiento  de carnes o pescados.

 ¡Buen provecho!

IMG_1181.JPG

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.