Mejillones a la normanda

«Come poco y cena temprano, si quieres llegar a anciano»

Los mejillones a la normanda se suelen servir en París en una cazuela  grande y con una cuchara, como si fuera una sopa y es que una vez que te has tomado los mejillones no puedes dejar esa salsa en la cazuela y te la tienes que tomar a cucharadas, está tan buena que necesitas una barra de pan para ti solo y no dejar ni rastro.

Otra forma de comer unos riquísimos mejillones, ideal para el aperitivo del fin de semana o  para cualquier otro día…

Ingredientes:

  • 1 kg. de mejillones
  • 2 chalotas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 vasito de vino blanco seco
  • 200 ml. de nata para cocinar
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Primero lavar bien los mejillones y  cortar las barbas.

En una cazuela se derrite la mantequilla a fuego suave y se pochan las chalotas picadas muy finamente hasta que estén ligeramente doradas y transparentes.

Añadir los mejillones y el vino, salpimentar ligeramente, y subir la temperatura del fuego. Tapar la cazuela y dejar que se abran los mejillones durante 3 o 4 minutos (mientras, vamos dando sacudidas a la cazuela de vez en cuando para que se abran todos al mismo tiempo).

Cuando se han abierto los mejillones bajar el fuego a muy suave, añadir el perejil picado, la nata y dejar cocer 5 minutos.

Servir muy calientes.

SER FELICES.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.