Guisantes con jamón y huevo

el
«La mejor medicina, la buena comida»

La receta que hoy comparto es muy fácil, lleva poco trabajo y tiempo en la cocina, además es muy sabrosa, al menos a mí me encanta y la hago con bastante frecuencia, unos guisantes con jamón y huevo.

Los guisantes son una legumbre, rica en proteínas vegetales y en fibra, son ideales  para una dieta saludable. Este plato se puede tomar como plato principal o también para la cena como plato único.

Ingredientes:

  • 1 kg. de guisantes congelados extrafinos
  • 100 gr. de taquitos de jamón ibérico
  • 2 cebollas de Fuentes
  • 100 ml. de vino blanco
  • Huevos
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Poner aceite en una cazuela y pochar la cebolla cortada en juliana, sazonar y cuando esté dorada añadir el jamón y sofreír. Agregar el vino blanco y dejar evaporar el alcohol.

Agregar los guisantes congelados y mezclar bien, tapar la cazuela y cocinar a fuego suave durante 30 minutos, ir removiendo de vez en cuando. Rectificar de sal.

Poner los huevos a cocer en agua fría con sal, cuando empiecen a hervir contar 4 minutos, sacar y cortar la cocción con agua fría. Pelar y reservar.

Servir  los guisantes calientes con el huevo y a disfrutar de un sano y sencillo plato… si sobran congelan perfectamente…

SER FELICES.

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.