Alcachofas al ajillo

el

 

«Come poco y cena temprano si quieres llegar a anciano»

La receta que hoy comparto son unas ricas y sanas alcachofas al ajillo, se trata de cocinar de una forma muy sencilla unas alcachofas y darles un sabor intenso pero con muy pocos ingredientes.

Las alcachofas son tradicionales en países del mediterráneo como en Grecia, Italia y España y los principales productores de esta verdura son Italia, Egipto y España. En casa nos encantan y las consumimos mucho.

Ingredientes:

  • 6 – 8 alcachofas
  • 5 dientes de ajo grandes
  • 1/ 2 limón
  • 100 ml. de vino blanco seco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil fresco

Elaboración:

Poner un cuenco con agua fría y unas ramas de perejil fresco.

Limpiar las alcachofas quitando las hojas exteriores hasta llegar al corazón, cortar un poco el tallo y pelar, cortar la punta y cuando ya tenemos el corazón limpio cortar en cuatro partes, si en el centro tienen pelusilla, se puede quitar con el cuchillo. Las que hoy hago eran super tiernas y no tenían. Ir poniendo en el bol con el perejil, así no se oxidarán.

Poner un chorro de aceite en una cazuela y añadir los ajos laminados, cuando empiecen a coger color agregar las alcachofas, salpimentar y cocinar durante 5 minutos, sin parar de remover.

Agregar el vino y el zumo de medio limón, tapar y cocinar a fuego suave durante 25 minutos, remover de vez en cuando.

Pasado este tiempo destapar la cazuela y subir el fuego y cocinar 3 minutos  para que se doren un poco, espolvorear con perejil picado y listas…

Un plato sano, sencillo y super rico, ideal para una cena ligera, o como acompañamiento de  una carne  o pescado a la plancha.

¡SONRÍE, después buscamos el motivo!

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.