Ventresca de bonito a la bilbaína

«El enamorado y el pez, frescos han de ser»

¿Qué es la ventresca?

Se trata de una pieza con forma triangular, que está situada en la parte inferior del pez, en la zona próxima a la cabeza. Su nombre, ventresca, alude a la parte del pez donde está situada en la zona del vientre, aunque también se utilizan otras denominaciones, como ventrisca, mentresca, barriga, ijar o ijada, todas ellas correctas, y más o menos frecuentes, según la zona geográfica en la que nos encontremos.

La ventresca es una de las partes más sabrosas y ricas del bonito, muy apreciada en la cocina, si está bien horneada, tiene que quedar dorada por fuera y jugosa por dentro, parece mantequilla.

Ingredientes:

  • 1 ventresca de bonito
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cayenas
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 200 gr. de piparras frescas.

Elaboración:

Precalentar el horno a 190 grados por arriba y abajo.

Lavar la  ventresca  bien bajo el grifo del agua fría, secar y ponerle la sal. Colocar en una fuente de horno con la piel para abajo y añadir un chorro de aceite y un poco de agua. Meter en el  horno durante 12 minutos.

Mientras se hace la ventresca, freír en una sartén con un poco de aceite  los ajos cortados en láminas, con las cayenas, cuando la ventresca esté hecha rociar por encima con la ajada y en la misma sartén poner un poco de vinagre y dejar un minuto con el calor que tiene la sartén y agregar sobre el pescado.

Poner aceite en una sartén y freír las piparras, sazonar y reservar.

Servir la ventresca acompañada de las piparras fritas y a disfrutar…

¡SONRÍE, después buscamos el motivo!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.