Canapés de morcilla de Burgos

el

IMG_0084
“Comiendo pan y morcilla, nadie tiene pesadilla”

Otra idea distinta y resultona de canapés, perfectos para cualquier evento que tengamos, o simplemente porque es sábado o domingo y viene a comer a casa el independizado…¡Sí, también para las comidas y cenas navideñas!

Mi amiga Elita nos trajo una morcilla de Burgos, y nos encanta tomarla en pincho con huevo de codorniz, pimientos del piquillo, etc., pero hoy por variar, la he preparado como canapé con la base de pan de molde tostado y han quedado buenísimos…

Ingredientes para 12 canapés:

  • 1 morcilla de Burgos
  • 3 rebanadas de pan de molde
  • Cebolla caramelizada
  • 12 pimientos de Padrón
  • Harina de garbanzos/harina de trigo
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Si no tenemos la cebolla caramelizada ( que como yo digo, hay que tenerla de fondo de congelador o nevera), picar dos cebollas en juliana y poner en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva, una pizca de sal y una cucharilla de azúcar moreno, pochar hasta que este de color avellana, escurrir y reservar.

Cortar la morcilla en rodajas, no muy gruesas, han salido 12 de una morcilla, pasar por harina de garbanzos, o de trigo y freír en una sartén con aceite, sacar y poner en un plato con papel absorbente. Reservar.

Poner aceite en una sartén y freír los pimientos de Padrón, sacar y salar con sal gruesa. Reservar.

Tostar el pan de molde y cortar cada rebanada en cuatro partes.

Para montar los canapés: en cada trocito de pan tostado poner un pellizco de cebolla caramelizada, encima colocar una rodaja de morcilla frita y encima un pimiento de Padrón, sujetar con un palillo, y listo para  comer caliente.

Es un canapé riquísimo con unos contrastes de sabores increíbles, en la mesa vuelan, es ideal para cenas informales, aperitivos y creo que también nos pueden servir para estas fiestas navideñas.

IMG_0087.JPG

Deja un comentario