Conejo al ajillo con patatas fritas

el
IMG_5479
«El conejo y la perdiz, tienen el mismo perejil»

El conejo al ajillo es una receta de cocina muy fácil y rica de hacer. Para hacerlo, primero se fríe en aceite que ha sido previamente aromatizado con unos ajos. Finalmente, al aceite se añade vino blanco, para conseguir una deliciosa salsa para acompañar a nuestro plato. Tendremos lista esta receta en cosa de media hora y más fácil de hacer, no puede ser.

Ingredientes:

  • 1 conejo troceado
  • 1 cabeza de ajos
  • 100 ml. de vino blanco
  • 3 patatas
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración:

Poner aceite de oliva en una cazuela plana, separar los dientes de ajo y chafar, freír en el aceite y cuando estén tiernos y dorados retirar.

En ese mismo aceite freír el conejo salpimentado, cuando esté bien dorado añadir el vino blanco dejar que se evapore el alcohol y añadir los ajos fritos. Tapar y reservar.

Pelar las patatas,  lavar y cortar en dados.

Poner abundante aceite en una sartén o cazo y cuando esté bien caliente freír las patatas en varias veces, para que no se peguen y queden sueltas y doradas. Sacar a un plato con papel absorbente y salar.

Añadir las patatas fritas a la cazuela con el conejo al ajillo y espolvorear con perejil picado.

Tenemos listo  un delicioso y sencillo plato de conejo al ajillo con patatas…

SER FELICES.IMG_5478

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.