Solomillo Wellington con salsa de foie

el
«Al que veas en alpargatas en Navidad, no le preguntes cómo le va»

El origen del nombre no está claro, hay teorías que sugieren que alude a Arthur Wellesley, primer  duque de Wellington, pero no es seguro.

El solomillo Wellington,  es un plato de origen anglosajón en el que se cubre el solomillo con foie y douxelle (salsa de champiñones y chalotas), se envuelve en hojaldre y se hornea.

Es un plato de fiesta y como estamos en Navidad, aunque no lo parezca, me he decidido a prepararlo, y ha quedado realmente sabroso y rico, merece la pena y parece más complicado de lo que es.

  • 800 gr de solomillo de ternera
  • 1 lámina de hojaldre
  • 200 gr de champiñones
  • 2 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • 100 gr de paté de foie
  • 25 gr de mostaza de Dijon
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil

Para la salsa:

  • 100 gr. de foie
  • 50 ml. de Pedro Ximenez
  • 1 cebolla
  • 150 ml. caldo de carne
  • 100 ml. de nata para cocinar

Elaboración:

Salpimientar la carne y sellar por todos los lados hasta que quede dorada. Dejar que se enfríe, untar con la mostaza y  reservar.

Picar las chalotas y los ajos, ponerlos a pochar en una sartén con un chorrito de aceite.

Retirar la parte inferior de los champiñones y limpiar, picar finamente, añadir a la sartén, sazonar y cocinar durante 10 minutos. Dejar que se enfríen. Añadir el paté de foie y mezclar todo bien hasta que quede una pasta homogénea. Dejar templar.

Precalentar  el horno a 200 grados con calor arriba y abajo, durante 5 minutos. Extender la masa de hojaldre sobre una placa de horno cubierta de papel vegetal. Colocar encima, en la parte central, una capa de la mezcla de champiñones y foie, colocar encima la carne y cubrir con otra capa de la mezcla de champiñones y foie.

Cerrar el hojaldre con cuidado, dejando la unión en la parte inferior. Batir el huevo y con ayuda de un pincel pintar la masa (Se puede decorar la superficie con algunos recortes de hojaldre). Hornear a 200 grados durante 20 minutos y dejar que repose durante 10 minutos más dentro del horno.

En una cazuela, pochar a fuego lento la cebolla muy picada hasta que comience a tomar color, añadir los trozos de foie y remover despacio hasta que se comiencen a derretir, añadir el vino Pedro Ximénez y subir el fuego para que se evapore el alcohol. Un minuto después, bajar el fuego a la mitad, incorporar el caldo dejar que se cocine durante cinco minutos.

Para ligar la salsa, añadir la nata y dejar que se integre todo durante otro par de minutos, pasar todo por la batidora. Para que recupere su color natural, ya que la batidora blanquea mucho la salsa al meterle mucho aire, volver a colocar la salsa en un cazo y dar un hervor.

Servir la carne con la salsa  aparte y a disfrutar de un delicioso plato de fiesta… la salsa de foie impresionante…

FELICES FIESTAS

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.