Espárragos frescos con vinagreta de frutos secos

el
«Los espárragos de abril para mí, los de mayo para el amo y los de junio para el burro»

Uno de los pasos más importantes para disfrutar de un gran plato es utilizar una buena materia. Para ello, lo primero que tenemos que tener en cuenta es el estado de la yema del espárrago, cuanto más cerrada más fresco es.

 La temporada  de los espárragos blancos frescos, comienza en el mes de abril y termina en el mes de junio, tres meses donde podemos disfrutar de unos buenos espárragos blancos, aunque se dice que los mejores espárragos suelen ser los de mayo y abril (en este orden).

Ingredientes:

  • 1 kg. de espárragos frescos
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar

Para la vinagreta:

  • 1 cucharada de nueces peladas
  • 1 cucharada de piñones
  • 1 cucharada de almendras
  • 1 cucharita de miel
  • 1 cucharita de mostaza de Dijon
  •  Vinagre de Módena
  • Aceite de oliva
  • Cebollino fresco
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Lavar los espárragos en agua fría y secar con un trapo, cortar la parte más dura del tallo  y con  un pelador de los de pelar patatas, pelar los espárragos desde debajo de la yema hacia abajo quitando la parte fibrosa que los cubre.

Poner agua en una cazuela con la sal y el azúcar. Cuando empiece hervir  introducir los espárragos colocados todos a la misma cara y tienen que quedar cubiertos, cocer 15-20 minutos a fuego suave. No cocer demasiado porque pierden su textura.

Retirar con cuidado y poner a escurrir.

Para  la vinagreta, trocear las nueces y las almendras tostadas, poner en el mortero y picar.   Incorporar los piñones sin picar.

Poner en un cuenco la miel, la mostaza de Dijon, el vinagre de Módena y el aceite de oliva. Cortar el cebollino bien fino con ayuda de las tijeras y añadir sal y pimienta al gusto. Mezclar enérgicamente con una cuchara o una varilla pequeña hasta emulsionar.

Una vez que la vinagreta esté emulsionada, incorporar los frutos secos y mezclar.

Colocar los espárragos en una fuente, adornar con un poco de vinagreta por encima. El resto de vinagreta poner en una salsera y que cada uno se sirva la que desee. Ni que decir tiene, que están espectaculares…

¡SONRÍE, después buscamos el motivo!

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.