Guacamole con totopos fritos

«A comer, y a misa, una vez se avisa»

La receta que hoy comparto es un delicioso guacamole hecho en el molcajete, es un mortero tradicional y muy utilizado en México,  acompañado de unos totopos fritos.

El guacamole es muy fácil y rápido de hacer, queda espectacular y buenísimo, en casa nos encanta y cuando lo haces una vez ya nunca más lo compras preparado…

Ingredientes:

  • 2 aguacates medianos maduros
  • 1/2 cebolla mediana roja
  • 1 tomate
  • 1 chile jalapeño
  • Unas gotas de salsa de chile de árbol (o Tabasco)
  • 1 cucharita de salsa Valentina
  • 1 lima
  •  Cilantro
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Aceite de girasol
  • 4 tortillas mexicanas de maíz

Elaboración:

Pelar y quitar la semilla a los aguacates, partir en rebanadas y poner en el molcajete para machacarlos con el tejolote. Es importante señalar que no se machacan en su totalidad dejando pequeños pedacitos que le darán una consistencia muy especial.

El único ingrediente que se machaca con el molcajete es el aguacate, y los demás ingredientes se van integrando a la preparación paulatinamente.

Ahora toca el turno del tomate, la cebolla, el cilantro y el chile, todos estos ingredientes se lavan, se parten y se cortan en dados pequeños, se van añadiendo uno a uno en la preparación del aguacate machacado y se van mezclando con una cuchara. Sazonar. Añadir el zumo del limón, el aceite de oliva, unas gotas de salsa de chile de árbol o tabasco y una cucharita de salsa Valentina.

Una vez mezclados muy bien todos los ingredientes tenemos listo un exquisito guacamole que se puede presentar en el propio molcajete.

Para los totopos utilizaremos las típicas tortillas de maíz para tacos, partir las tortillas por la mitad y estás en tres trozos, formando triángulos. Poner una sartén con abundante aceite de girasol, cuando el aceite empiece a burbujear,  echar unos trozos de tortilla, uno a uno para que no se peguen y no poner todos de golpe. Dejar que se doren a nuestro gusto y  escurrir sobre papel de cocina. Salar ligeramente.

Ahora solo queda disfrutar de un sabroso y rico guacamole con totopos fritos, una auténtica maravilla de la cocina mexicana.

SONRÍE, después buscamos el motivo.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.