Quiche de calabaza, membrillo y gorgonzola

el

Cualquier quiche es un maravilloso entrante en cualquier comida, sin embargo hoy quiero compartir una  quiche muy especial: la quiche de calabaza, membrillo  y queso gorgonzola.

Aunque pueda parecer un poco extraña, estos tres  ingredientes combinan a la perfección y le  dan  un toque exquisito. Es un plato ideal para compartir en una comida o cena  y los invitados quedan sorprendidos gratamente.

Ingredientes:

  • 1 lámina de masa quebrada
  • 700 gr. de calabaza
  • 150 gr. de gorgonzola
  • 75 gr. de dulce  de membrillo
  • 2 puerros la parte blanca
  • 4 huevos
  • 300 ml crema de leche
  • Aceite de oliva,
  • Sal y pimienta

Elaboración:

Precalentar el horno a 220º.

Trocear la carne de la calabaza en dados  no muy grandes, poner en una fuente de horno con un chorrito de aceite y un poco de sal y pimienta, hornear durante unos  30 minutos.

En una sartén poner dos cucharadas de aceite de oliva y freír el puerro cortado en juliana con sal  hasta que esté pochado, escurrir y reservar.

Engrasar con aceite o mantequilla un molde, forrar  con la masa quebrada. Colocar en el fondo la calabaza, el membrillo y el queso cortado a dados del tamaño más o menos de la calabaza.

Batir los huevos con la crema de leche y sazonar con sal y pimienta, añadir la mezcla al molde y hornear durante 40-45  minutos, hasta que notemos que el centro está algo firme. Apagar el horno y dejar dentro durante 30 minutos más.

Dejar que este templado antes de desmoldar y a disfrutar de esta deliciosa quiche, se puede tomar en caliente o en frío, esta rica de todas formas…

IMG_6266.JPG

 

Deja un comentario