Baguettes en thermomix

IMG_4700
«Donde hay hambre, no hay pan duro»

La receta es relativamente sencilla con la ayuda de Thermomix, el amasado se realiza solo y siguiendo paso a paso la receta es fácil que salgan 3 baguettes deliciosas listas para comer.

A mí me encantan para bocadillos, pero como más rico está este pan es con unos huevos fritos, esa corteza crujiente y no demasiada miga es algo riquísimo. Y la satisfacción de hacer pan casero es genial. La diferencia de sabor y de textura es importante con el pan industrial. ¡Anda que no se nota!

Ingredientes:

  • 330 ml. de aguaIMG_4699
  • 10 gr. de levadura prensada fresca
  • Aceite para engrasar
  • 500 g de harina de fuerza
  • 1 ½ cucharaditas rasas de sal

Elaboración:

Poner en el vaso el agua y la levadura prensada  2 minutos a 37 grados y velocidad  2. Mientras tanto, engrasar  ligeramente un bol y reservar.

Añadir la harina y la sal y amasar 2 minutos velocidad espiga. Poner la masa en el bol engrasado. Cubrir con film transparente o un paño de cocina húmedo y dejar reposar hasta que doble su volumen, yo lo metí al horno apagado, aproximadamente una hora y media.

Sobre una superficie ligeramente enharinada, cortar la masa en tres piezas iguales con un cuchillo grande. Aplastar ligeramente y dar forma de barra a cada parte de masa y deje reposar sobre una superficie ligeramente enharinada. Espolvorear las barras con harina, cubrir con film transparente o con un paño de cocina húmedo y deje reposar durante 20 minutos.

Volver a aplastar suavemente cada barra para formar rectángulos procurando conservar las burbujas de aire que se hayan formado dentro. Volver a formar barras con los rectángulos de masa. Pellizcar el borde de la masa con la punta de los dedos para sellarlo. Alargar las barras para darles forma de baguette, rodándolas hacia delante y hacia atrás ejerciendo una ligera presión desde el centro de la baguette hacia los extremos. Poner las baguettes con el borde sellado hacia abajo sobre papel de hornear, levantando el papel entre cada baguette para crear una pequeña pared que las separe. Esto ayudará a que las baguettes mantengan su forma y evitará que se peguen unas a otras al subir. Cubra las baguettes, sin apretar, con film transparente o un paño de cocina húmedo y dejar  subir durante otros 45 minutos.

20 minutos antes de que acabe el tiempo de reposo, precalentar el horno a 250° grados, con la bandeja de horno dentro en el segundo travesaño y un recipiente u otra bandeja en el inferior.

Preparar  aproximadamente un vaso de agua muy caliente. Con un cuchillo muy afilado, hacer 3 cortes diagonales en la superficie de cada baguette. Deslizar las baguettes, junto con el papel de hornear sobre la bandeja precalentada. Rápidamente pero con cuidado, vierta el agua caliente sobre el recipiente que está debajo para crear vapor y cerrar inmediatamente la puerta. Hornear durante 20 minutos a 250 grados, o hasta que hayan tomado color dorado oscuro.

Si las baguettes estuvieran ya bastante oscuras antes de terminar el tiempo de horneado, reducir la temperatura del horno a 230 grados. Si cuando están cocidas se ve que la parte de abajo esta blanca, poner el horno solo la parte de abajo durante 5 minutos más.

A disfrutar de unas deliciosas baguettes caseras…

A SER FELICES.

IMG_4706

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.