Pincho de morcilla con mermelada de cebolla y yema curada

el

 

Con ingredientes de siempre se pueden preparar también pinchos más sofisticados. Esta receta es rápida de preparar y el toque dulce de la mermelada de cebolla es muy original. Los pinchos son bocados sabrosos y, además, fáciles de comer. Por ese motivo, son perfectos como entrante para reuniones familiares, comidas informales con amigos o para cualquier otra ocasión, como para el vermut del finde.

Ingredientes:

  • 1 barra de pan tipo baguette
  •  Morcilla de arrozIMG_5190
  • Mermelada de cebolla
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • 12 huevos de codorniz
  • 100 gr. de sal
  • 100 gr. de azúcar

Elaboración:

Mezclar la sal y el azúcar en partes iguales, y colocar la mitad en un recipiente donde pondremos las yemas.

Separar las claras de las yemas de los huevos de codorniz con mucho cuidado para que no se rompan, poner en la mano y con mucho cuidado ir quitando la clara, poner sobre la mezcla de azúcar y sal, cuando estén todas cubrir con el resto de mezcla, y meter en la nevera, durante 15-20 minutos.

Sacar con cuidado y lavar para quitar todos restos de sal y azúcar, colocar en un recipiente untado de aceite, para que no se peguen y meter en la nevera hasta el momento de utilizar.

Cortar el pan en rebanadas y tostar con unas gotas de aceite por ambos lados.

En una sartén con un poco de aceite, freír a fuego medio unas rodajas de morcilla de 1 centímetro aproximadamente por ambos lados y sin quitarles la tripa.

Montar los pinchos: poner una cucharadita de mermelada de cebolla encima de cada rebanada de pan, colocar una rodaja de morcilla una vez quitada la piel, acabar con una yema encima de la morcilla y espolvorear una pizca de pimentón dulce por encima.

Lito un delicioso pincho para la hora del vermuteo del domingo…

A SER FELICES.

IMG_5187

 

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.