Croquetas caseras de cocido

el
«Quien bien te quiere, te hará croquetas»

De jamón, de setas, de bacalao, de pollo, de queso… ¡Se pueden hacer de prácticamente cualquier cosa y todas están buenísimas! Sin embargo, posiblemente mis favoritas sean las de restos de cocido.

Las croquetas son un auténtico clásico del tapeo y de la cocina informal de nuestro país, pero también es una preparación muy socorrida para aprovechar todo tipo de restos de nuestro día a día.

Ingredientes:

  • 500 gr. de restos de carne cocida. (ternera, pollo, gallina)
  • 1 cebolla
  • 80  gr. mantequilla
  • 400 ml. de leche entera
  • 200 ml. de nata líquida
  • 400 ml de caldo del cocido
  • 50 ml. de aceite de oliva
  • 100 gr, de harina
  • Sal
  • Huevos
  • Pan rallado

Elaboración:

Desmigar y picar todos los restos de carne, teniendo especial cuidado en retirar todos los huesecillos y cartílagos que pudiese contener.

Poner la mantequilla y el  aceite en una cazuela donde se vaya a cocinar la masa para las croquetas, añadir la cebolla picada muy pequeña y pochar, cuando esté blanda y con un poquito de color añadir la harina, mezclar y cocinar unos minutos, agregar la carne  y mezclar bien.

Ir añadiendo la leche, la nata y el caldo del cocido, poco a poco y sin dejar de remover, tiene que cocer de 25 a 30 minutos, sabremos que  la pasta esta lista cuando se empiece a despegar de las paredes de la cazuela.

Volcar en una fuente, tapar con papel film y cuando se haya enfriado meter en la nevera, dejar hasta el día siguiente.

Formar las croquetas y pasar por pan rallado, huevo y pan rallado, yo hice unas de forma clásica y otras redondas.

Ya tenemos listas unas ricas y sabrosas croquetas, que se pueden congelar y utilizar cuando os vaya bien.

SER FELICES.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.