Guisantes encebollados

el
«Con huerta y verduras, alejas la sepultura»

La receta que hoy comparto, son unos deliciosos «Guisantes encebollados», muy fáciles de preparar y muy sanos. Como no estamos en época de guisantes frescos, los he preparado con congelados y han quedado buenísimos.

Los guisantes son semillas verdes, por tanto son semillas inmaduras y al tratarse de semillas poseen un elevado valor nutritivo. La época de maduración de esta planta es la primavera; en marzo-abril y principios de mayo los guisantes suelen estar en óptimas condiciones para su consumo en fresco.

Ingredientes:

  • 1 kg. de guisantes congelados
  • 3 cebollas de Fuentes
  • 150 gr. de panceta oreada
  • 1 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Poner aceite en una cazuela y pochar la cebolla cortada en juliana fina, salar y cocinar durante 20 minutos. Añadir la panceta sin piel, cortada de trocitos, sofreír durante 10 minutos.

Agregar los guisantes congelados, el vino y rectificar de sal, mezclar y tapar la cazuela, cocinar durante 40 minutos a fuego suave.

Listos unos deliciosos guisantes encebollados, se pueden servir con un huevo poché y tenemos un plato muy rico y completo, ideal para cualquier cena de la semana.

SER FELICES.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.