Salmorejo con bacalao

el

 

«Salmorejo, la cama cerca y el agua lejos»

La receta que hoy comparto es un riquísimo Salmorejo con bacalao, para que el salmorejo esté realmente bueno es necesario usar un buen tomate maduro, un pan lo más casero posible (el ideal es el mollete andaluz) y un aceite de oliva suave. Lo demás sale solo.

En cuanto a la guarnición, las posibilidades son múltiples (jamón, marisco, huevo, atún), pero a mí me encanta el bacalao, y con láminas finitas de bacalao desalado queda de 10.

Ingredientes:

  • 1 kg. de tomates muy rojos y maduros
  • 100 gr. de miga de pan blanco
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de vinagre
  • Sal.
  • 150 ml. de aceite de oliva
  • bacalao desalado

Elaboración:

Poner en un cuenco grande los tomates lavados y cortados en trozos, el diente de ajo pelado y cortado en trocitos, poner la sal y triturar con la batidora cuando esté todo bien triturado añadir el pan y el vinagre y seguir triturando unos minutos más, incorporar el aceite poco a poco mientras se sigue batiendo, cuando veamos que el aceite está incorporado ya estará listo.

Pasar por el colador chino para que quede más fino y así quitar las semillas y pieles del tomate.

Poner el salmorejo en un bol tapado con papel film e introducir en el frigorífico, hasta el momento de servir.

Acompañar con láminas de bacalao desalado, tomate cherry y unas gotas de aceite, se puede presentar en cuenco o plato hondo. Servir muy frío.

Espero os guste este sencillo y nutritivo salmorejo, que en verano apetece mucho y es ideal para tener siempre preparado un tupper en la nevera.

¡SONRÍE, después buscamos el motivo!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.