Tartaletas de manzana

el

 

«La manzana podrida pudre a su vecina»

Esta es una versión mini de la tarta de manzana y hojaldre. La forma de hacerla es la misma, solo que en este caso se utilizan las obleas grandes de empanadillas, es facilísimo.  Aunque están ricas una vez frías, a mí como más me gustan es cuando están templadas.

Ingredientes:

  • Obleas para empanadillas grandes
  • Manzanas
  • Mantequilla
  • Azúcar moreno
  • Canela
  • Frutos rojos (opcional)

Elaboración:

Precalentar el horno a 200º con calor arriba y abajo

En una bandeja de horno colocar una hoja de papel sulfurizado e ir colocando sobre ella las obleas.

Pelar las manzanas, cortarlas en cuartos, quitar las pepitas y hacer láminas finas y  colocar sobre la empanadilla, una sobre otra, como formando una flor, hasta que esté totalmente cubierta.

Poner unos trocitos de mantequilla por encima, espolvorear con azúcar y terminar con un poco de canela molida.

Hornear durante de 15-20 minutos, o hasta que la manzana esté dorada. Una vez horneadas, se pueden pintar con un poco de mermelada de albaricoque, o poner por encima unos frutos rojos, pero sin estos pasos también quedan muy ricas.

A disfrutar de unas deliciosas y sencillas tartaletas, que no pueden ser más fáciles de hacer, ni pueden estar más ricas.

SONRÍE, después buscamos el motivo.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.